miércoles, 18 de julio de 2007

Me describo...

Es difícil describirse a uno mismo sin llegar a parecer ni creído ni modesto. Normalmente todos preferimos ser modestos, por lo que puedan llegar a pensar los demás. Bien, yo creo que es una tontería "hacerse" el modesto. Todos tenemos defectos y virtudes, así que creo que lo mejor es ser realista y esperar a que los demás crean en nuestra sinceridad, y si no quieren creer, peor para ellos.

Empezaré hablando sobre lo que los demás dicen sobre mí. Creo que es algo importante para la persona lo que los demás piensen, aunque queramos hacer creer que no. Casi todos los que me conocen coinciden en que tengo una virtud (o defecto, no se como es más preciso llamarlo) muy buena: soy inocente, creo en las personas y es muy fácil manipularme. Con el tiempo he empezado a darme cuenta de que ésto sólo me trae problemas, pues por desgracia, no todo el mundo lleva buenas intenciones. Poco a poco he ido intentando mejorar en esto, me lo pienso dos veces antes de creer a cualquiera, y no es que me haya vuelto desconfiada, simplemente, no me confío tanto como antes.
Una profesora, Rocío, me dijo que soy muy sensata. Nunca habría pensado en esa palabra para describirme, pero si la analizo bien, es muy cierto. Mido las consecuencias de mis actos, aunque a veces no me importen mucho, y soy muy prudente a la hora de actuar. Y es algo que en parte no me gusta; me estoy perdiendo muchas cosas buenas por temor a que salgan mal. Aunque por otro lado la sensatez es bastante buena, porque realmente te metes en menos problemas.
También dicen que soy una buena amiga, y eso es muy cierto, al menos en algunos casos. Llegó un día que alguien me dijo que no era buena amiga, que no me preocupaba por mis amigos, sólo por mí, y que con esa actitud iba a quedarme sola. Así que recapacité sobre esto, y realmente me di cuenta de que era así. Al día siguiente me puse manos a la obra. No pensé que algún día fuese a decir esto, pero es muy bonito preocuparse por los demás, y una satisfacción enorme saber que has podido ayudarles aunque por ello hayas tenido que sacrificarte. Muchas veces soy egoísta, para qué engañarnos, pero cuando alguien me importa de verdad me olvido de mi misma y sólo pienso en ayudarle.
Con el tiempo me he dado cuenta de una realidad muy dura, y es que todo el mundo va a lo suyo y sólo mira por sus intereses. Parecerá un poco contradictorio por mi parte, pero aunque me guste preocuparme por los demás llega un momento en que no veo respuesta, que nadie se preocupa por mí, así que también he aprendido, a base de palos, que no es bueno entregarse completamente a las personas, que nunca hay que ser del todo transparente y dar a conocer tus debilidades. Como lo hagas, te comen.
Soy una persona bastante optimista, y muy alegre. Siempre veo el vaso medio lleno, aunque esté apunto de acabarse. Eso a veces es malo, porque las decepciones suelen ser bastante más grandes que si eres realista, o por qué no, pesimista.
Como defecto principal subrayo la poca fuerza de voluntad. Hasta ahora van como 10 veces que intento dejar de fumar, nunca lo he conseguido. Pero sé que algún día ocurrirá algo que me haga cambiar, seguramente cuando me vea con el agua al cuello.
Soy sencilla, aunque me gusten los lujos (a quién no), soy bastante conformista, no necesito mucho para ser feliz.
Me gusta observar todo lo que hay a mi alrededor, y hasta que no me siento completamente segura no actúo. También, en el fondo, un poco cotilla.
Soy honesta y sincera, no me gusta andar con mentiras, porque sé que de todas maneras al final todo se acaba sabiendo, así que, mejor ir siempre con la verdad por delante.
No soy buena para guardar secretos, eso sí, cuando es algo serio, lo mantengo siempre.
Soy muy simpática, me gusta relacionarme con los demás, y soy muy extrovertida.
No soy para nada valiente, a no ser que se trate de algo que me importa mucho.
Me gusta el orden, aunque no me gusta ordenar (jaja!)
También me gusta la tranquilidad, nada de gritos ni hacer la cosas corriendo (soy seguidora del Slow Down!!).
Me gusta bastante la soledad, siempre en su justa medida, claro está, pero algo que hago desde siempre y me encanta es apartarme por un momento de la realidad, soñar un poco que estoy en un mundo perfecto donde nadie puede hacerte daño y siempre eres feliz, y encima ¡¡no cuesta dinero!!
Y bueno, yo creo que con esto es más que suficiente para describirme!Espero que haya quedado claro cómo soy.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

BUENO QUE DECIR SOBRE TU DESCRIPCION!ME ENCANTò,TE DECEO LO MEJOR DE ESTE MUNDO Y SIGUE ASì!AH!Y SABES HASTA LA COPIè,TE PARECES MUCHO A MI!BYE BESOS!

gisell vanessa dijo...

ps la verdad no c porq tienes rato q no comentas algo asi me parece q fue algo supre y etoy deacuerdo co lo q dices con todo i yo tambien te felicito